Buenos Aires

Manejo de la caca del perro ¿qué hago?

In Consejos y soluciones on 25 septiembre, 2010 at 4:20 pm

¿Qué hacer con la caca del perro? En Salud y Medicina, leemos un artículo de Karina Galarza Vásquez titulado “Crecen las enfermedades por fecalismo al aire libre”, en él sugiere un manejo adecuado de las excretas de perros y gatos. Usar una bolsa plástica es una buena manera de evitar la contaminación del aire pero todo parece indicar que hay que ir más allá:

Manejo de desechos

Generalmente, las personas tienen en casa de 1 a 3 perros o gatos, aunque no faltan quienes llegan a poseer 10 ejemplares cuya materia fecal puede desecharse en el sanitario. El procedimiento consiste en levantar las heces, tanto del lugar que tenga asignado la mascota como las que elimine en la calle, usando pequeño recogedor y pala diseñados para tal fin (se consiguen en tiendas de mascotas y supermercados) o, en su defecto, un trozo de papel higiénico o bolsa, y tirarlas (sin ésta última) directo al inodoro. De ahí se van al drenaje y, posteriormente, al fondo común de aguas negras, donde se les proporciona tratamiento o se degradan (transformación de sustancias) en forma natural.

Ahora bien, si se tiene mayor número de mascotas conviene contar con estercolero o biodegradador, que es especie de contenedor que se utiliza en algunos albergues de animales, en donde se coloca la materia fecal, a la cual se le incorpora cierto preparado a base de bacterias que tienen gran resistencia a altas temperaturas y ausencia de oxígeno, así como la capacidad de transformar el excremento en abono útil para terrenos de cultivo.

“Sería ideal que en todos los parques, pues son los lugares que la gente frecuenta más con sus mascotas, se implementaran dichos dispositivos, incluso acompañados por despachadores de bolsas de papel biodegradable para almacenar en ellas las heces y luego desechar todo en conjunto en el contenedor. (…) Mientras tanto, lo más viable y sensato es que cada persona se ocupe de levantar los desechos de sus animales y los elimine en el sanitario o en algún bote de basura”, acota el Dr. Padilla Padilla. (…)

A todos beneficia que el excremento de perros y gatos sea desechado apropiadamente, ya que con esto se evita que se desintegre e incorpore al aire que respiramos, donde se convierte en factor de riesgo para numerosas enfermedades. Aprendamos a colaborar en esta labor ambiental y de salud.
(…)
Es importante saber que la materia fecal que se deja en la vía pública termina secándose y transformándose en polvo, el cual ensucia no sólo el aire, sino también depósitos de agua y alimentos. Según la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), un ejemplar canino de tamaño mediano evacua a diario 600 gramos de excremento en promedio, lo que significa 18 kilos al mes.(…)

Cabe destacar que los microbios provenientes de las heces que se desechan al aire libre se introducen al organismo del ser humano por medio de la respiración o al ingerir alimentos preparados en la calle, lo que ocasiona graves trastornos que incluyen infecciones por parásitos (lombrices, amebas o bacterias) y daños en las vías respiratorias, padecimientos que también alcanzan a las mascotas causándoles múltiples enfermedades.
Por supuesto, el fecalismo al aire libre se ha convertido en grave problema ambiental con fuertes repercusiones en la salud de personas y animales, sin embargo, todos podemos ayudar a controlarlo (incluyendo a los niños), ya sea manejando adecuadamente los desechos de nuestras mascotas y/o proporcionando información a quienes parecen ignorar cómo hacerlo.

Para leer el artículo completo, sigue el enlace a Salud y Medicina.

La caca de perro puede iluminar los parques

In Buenos ejemplos, Consejos y soluciones on 25 septiembre, 2010 at 2:00 pm

He aquí una luminosa noticia sobre el proyecto Park Spark, un proyecto bastante interesante:

Heces de perro sirven para iluminar un parque en EE.UU.

Emiten mal olor y existe el peligro de pisarlos en todas partes, pero los excrementos de perro tienen su lado positivo… y brillante.

Las heces de canes surten gas a una lámpara de iluminación en un parque para perros en Cambridge, en una iniciativa del artista Matthew Mazzotta para convencer a la gente de que no desperdicie los desperdicios.

El convertidor, llamado “Park Spark” (chispa del parque), está integrado por dos tanques de acero de 1.900 litros (500 galones) unidos con una tubería diagonal y conectada a una lámpara, como las antiguas que usaban gas en las calles.

La unidad, en la que los excrementos de perro se convierten en metano, fue colocada en el Parque para Perros Pacific Street. Los tanques, otrora para el almacenamiento de aceite, están pintados de amarillo oro y los tubos, de negro.

En los tanques hay letreros en los que se instruye a los dueños de los perros sobre lo que deben hacer cuando sus mascotas hagan lo que saben hacer.

En el lugar se proporcionan bolsas biodegradables para que las personas recojan los excrementos de sus canes y los depositen en el tanque izquierdo.

Las personas después dan vuelta a una manivela que agita el interior del tanque, el cual contiene los desperdicios y agua.

El metano, un gas sin olor que liberan los microbios en las heces, es enviado de los tanques a la lámpara para su combustión. El parque es pequeño pero su gran utilización es suficiente para garantizarse un suministro constante de combustible.

Mientras veía jugar a su par de canes, Lindsey Leason, universitaria de 29 años, dijo que está muy de acuerdo en este nuevo enfoque positivo hacia los excrementos de perro.

“Como me veo obligada a recoger mucho excremento de perro, pienso que preferiría darle uso”, afirmó Leason.

El proyecto fue financiado con una donación de 4.000 dólares del Consejo de las Artes, en el Instituto de Tecnología de Massachusetts, donde Mazzota hizo en el 2009 su maestría en estudios visuales.

(Artículo publicado el 22 de septiembre del 2010 en Noticias ID)

¿Acaso no sería lindo tener algo así en el Parque Chacabuco, la Plaza Irlanda o los Bosques de Palermo? No creo que sea necesario que cueste tanto dinero hacer algo así acá. ¿Algún brillante ingeniero quier ayudar a su ciudad?

Levantala, te ves bien

In Buenos ejemplos on 22 septiembre, 2010 at 4:34 am

Hay buenas samaritanas que incluso levantan la de otros perros.
¡Nuestra gratitud a esas maravillosas personas que embellecen la ciudad!

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.